BOGOTÁ

Increíble: colombiano fue raptado en Bogotá y 32 años después se reunió con su familia

Jonathan y su hermano Juan se reencontraron por medio de una compañía dedicada a encontrar familiares por pruebas de ADN.
viernes, 12 de febrero de 2021 · 14:38

Jonathan Jiménez, hermano del medio de una familia colombiana, fue raptado en Bogotá hace 32 años, cuando un hombre, amigo de su padrastro, lo llevó a comprar dulces en la esquina. 

Su madre, una joven de 22 años, lo buscó desesperadamente por horas que luego se convirtieron en meses, y año tras año buscaba pistas que la llevaran con el paradero de su hijo que había desaparecido en Bogotá.

Jonathan y su familia se reencontraron en Colombia el pasado 2020.

Según reseña el medio ´El Tiempo´, Ana era un joven que estaba casada con un hombre policía "violento y abusador", que un día, por medio de un compañero de trabajo, decidió secuestrar a su hijo, con la ayuda de un compañero de trabajo, para llevarlo a vivir a Estados Unidos con una familia que describen como adinerada. 

Ana, quien tenía miedo por las reacciones violentas de su pareja, decidió emprender una búsqueda silenciosa de su hijo del medio, y en conjunto con sus otros hijos no pararon de buscar a Jonathan, con quien se encontraron 32 años después en Bogotá

La búsqueda empezó con el paradero de Camilo Gómez, quien fue reconocido por Juan, el tercer hijo de Ana, como el culpable de la desaparición. Tras años de búsqueda solamente lograron saber que el hombre había muerto, y tal vez con él, la esperanza de encontrar a Jonathan. 

Su hermano Juan, quien fue el que lo encontró, viajó a Noruega para conocerlo.

Sin embargo, Juan nunca perdió la ilusión de reencontrarse con su hermano, por lo que empezó a realizar cursos de actuación que le permitieron llegar a Estados Unidos, y de esta manera, seguir con la búsqueda de su hermano mayor. 

Y el milagro llegó en 2019, y de la manera más inesperada. En 2018, Juan recibió un correo electrónico de una compañía dedicada a encontrar familiares por medio del ADN, lo que lo motivó a contar la historia de su hermano y hacerse las pruebas pertinentes para luego, después de un año completo, recibir un mensaje esperanzador: 

“¡Oye! Soy John, de 34 años y actualmente vivo en Noruega. Fui adoptado en un orfanato en Colombia a la edad de cuatro años. No tengo familia conocida, lo cual es parte de la razón por la que tomé este examen… El resultado sugiere que eres mi medio hermano, tío o sobrino, así que a menos que tú también seas adoptado, ¡parece que estoy muy cerca de encontrar más información sobre lo que me pasó en Colombia en los años 80!”

Ana, su madre, asegura que reencontrarse con su hijo fue uno de los momentos más felices de su vida.

Juan no aguantó la emoción y tomó el primer vuelo a Noruega para conocer a su hermano, con quien volvió a su ciudad natal para reencontrarse con su familia. Ana, le narró a El Tiempo, que este ha sido uno de los momentos más felices de su vida. 

Otras Noticias