DIETA DE LA LUNA

Dieta de la luna: conoce cómo influyen los astros para perder hasta 3 kilos en un día

Es uno de los métodos menos conocidos.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 10:05

Desde hace millones de años se ha tomado a la Luna como una de las figuras más versátiles e influyentes, muchos se rigen a través de ella para cumplir metas, realizar desafíos, cambiar de aspecto o en general. Sin embargo, lo que pocos conocen es la dieta de la luna.

Por si no lo sabías, se trata de un método para bajar de peso que, entre los otros tantos que existen y se han vuelto populares, suele pasar desapercibido, pero la estructura del mismo podría ayudar a obtener grandes resultados.

Si confiamos y dependemos de este astro para un montón de cosas, ya que por mucho tiempo ha sido catalogado como el responsable de los cambios de humor e incluso la dificultad para conciliar el sueño, ¿por qué no hacer lo propio para conseguir perder esos kilitos de más?

La dieta de la luna permitiría bajar rápidamente de peso

Aunque al principio puede ser un poco complicado de entender, lo cierto es que la efectividad de la dieta de la luna no va más allá que de guiarse por sus fases, para así saber qué es lo que se debe consumir o en su defecto restringir.

Lo primero que se debe hacer es buscar en el calendario cómo se presentará el ciclo lunar, una información que debe ser anotada y tomada en cuenta para realizar un total de dos ayunos y dos medios ayunos.

Estas abstenciones de la ingesta de alimentos serán de 26 horas y tienen que coincidir con esos momentos, cuando el satélite de la Tierra se encuentra en su fase llena y también nueva. Durante este tiempo se eliminan los sólidos, ya que solo se admiten los líquidos. Se deben tomar al menos 2 litros de agua, la cual puede alternarse con jugos naturales, infusiones, té o caldos de verduras.

Durante 26 horas solo se debe consumir agua

Los 3 días que suele durar la luna nueva son ideales para la desintoxicación y el comienzo de cosas que antes no se habían hecho. Por su parte, los días de luna llena están asociados con la plenitud, los excesos y los logros conseguidos.

En estas dos etapas es cuando se verán los mayores cambios físicos, ya que lo que se consume son puros líquidos. Pero también es importante cumplir con la fase de mantenimiento durante el cuarto creciente y el cuarto menguante.

Cuando la luna llegue a ellas, se iniciará otro ayuno de 26 horas pero incluyendo algunos sólidos, entre los que se encuentran las ensaladas, frutas y verduras. Algo ligero para no arruinar el avance que se obtuvo previamente.

Este método ayudaría a reducir las medidas rápidamente

Aunque no existe estudio científico que demuestre la verdadera eficacia de la dieta de la luna, es bien sabido que este tipo de ayunos prolongados son muy útiles para eliminar la retención de líquidos y deshacerse de las toxinas que se hallan en el organismo. Sin embargo, siempre resulta pertinente consultar a un experto antes de realizar este tipo de cambios en la alimentación.

Otras Noticias