DIOMEDES DÍAZ

Mejor que cuando estaba con Diomedes Díaz: así luce Rosmery Rodríguez, la madre de Elder Dayán

La expareja del cantante es una mujer muy hermosa.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 13:32

Si hay algo que no se puede negar, es que Diomedes Díaz tenía muy buen gusto a la hora de elegir sus parejas. Y de eso se puede dar fe al revisar su extenso historial de conquistas, entre las que se encuentran Beatriz Elena Franco, Patricia Acosta y Betsy Liliana González.

Sin embargo, una de las más guapas también es una de las menos populares. Se trata de Rosmery Rodríguez, una de las hermosas damas que le robó el corazón al fallecido cantante, cuando aún se encontraba casado con Acosta.

Diomedes Díaz y Elder Dayán

Fruto de ese idílico romance nació Elder Dayán, uno de los tantos hijos del “Cacique de la Junta” que habría tomado la decisión de seguir su legado en el mundo de la música. Y es precisamente la popularidad del joven, lo que ha hecho que muchos se pregunten qué ha pasado con su madre.

Elder Dayán junto a su madre, Rosmery Rodríguez

Según se puede ver en las redes sociales, la ex de Diomedes Díaz lleva una vida discreta, pero muy buena, en la que reina el amor en la familia que posteriormente construyó con su esposo, Jaime Enrique Guerra, con quien tuvo dos hijos más.

Rodríguez también disfruta de su faceta de abuela, pues Elder Dayán se convirtió en padre de Amelia y Martina junto a Milena Robayo. Las dos nenas son muy populares en Instagram, donde cada una posee un perfil particular y hasta han demostrado su talento para el canto.

Así luce actualmente la ex de Diomedes Díaz

A pesar de que su relación sentimental con el intérprete de “La suerte está echada” no terminó en buenos términos, lo cierto es que a Rosmery le va muy bien y es notorio el orgullo que siente por el retoño que tuvieron juntos.

Al ver su belleza plasmada en cada una de las publicaciones que realiza y protagoniza, el mundo entero ha podido entender cómo fue que Diomedes Díaz se fijó en ella hace tantos años atrás, pues en aquella época debió verse tan o igual de hermosa como se la ve ahora.