VACUNAS

Crecen las tensiones internacionales por la demora en la producción de vacunas contra el coronavirus

Todo indica que se avecinan mayores divergencias.
domingo, 31 de enero de 2021 · 11:55

Las tensiones en torno a la producción, distribución y acceso a las vacunas contra el coronavirus se incrementaron durante la última semana y el panorama a futuro indica que los cruces sólo pueden tender a incrementarse. La demora en la entrega y distribución de las dosis motivó enfrentamientos entre los gobiernos y los laboratorios, a quienes se les exige mayor celeridad y respeto de los compromisos asumidos. 

Las demoras en la producción por parte de las empresas farmacéuticas derivó en un faltante de vacunas en varios países que ya han comenzado a inmunizar a su población, como es el caso de Francia y España, que debieron suspender los planes de vacunación en sus ciudades capitales por el déficit de insumos.

Algunos países debieron suspender sus planes de inmunización debido al faltante de vacunas.

Sin embargo, los retrasos en la elaboración no son el único problema en torno a las vacunas contra el coronavirus. También se han suscitado conflictos entre los gobiernos, que compiten por acaparar la mayor cantidad de inmunizaciones y frente a ello intervinieron los organismos de derechos humanos. Éstos denuncian el acceso desigual a las vacunas, concentradas en un 95% sólo por diez países ricos, mientras que el 5% restante se distribuye entre las naciones más empobrecidas.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, se ha pronunciado sobre el acaparamiento de vacunas por parte de los países ricos en varias ocasiones y solicitó una vez más la cooperación internacional de todos los estados para lograr una distribución equitativa.

Fuente: Televisión Pública.

Este incremento en las tensiones internacionales y la competencia por el acceso a las vacunas da cuenta de que el mundo aún se encuentra lejos de poner fin a la crisis sanitaria generada por el coronavirus y que la vacuna no parece ser la solución, sino una puerta hacia nuevos conflictos.

Otras Noticias