ALEXEI NAVALNY

Crecen las manifestaciones en Rusia para exigir la libertad de Alexei Navalny y aumenta la represión

Ayer detuvieron a más de cinco mil personas.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 11:04

Este domingo se desarrolló una nueva jornada de protestas contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para exigir la libertad del líder opositor Alexei Navalny. Al final del día se informó que más de cinco mil personas fueron arrestadas por las autoridades policiales, que llevaron adelante una fuerte represión contra los manifestantes.

Alexei Navalny fue detenido el 17 de enero en su regreso a Rusia.

Según el recuento de OVD Info, una organización especializada en el monitoreo de movilizaciones, casi la mitad de las detenciones se produjeron en Moscú y San Petersburgo, aunque también hubo cientos de detenidos en otras ciudades como Siberia.

Estos arrestos se suman a otros cuatro mil ocurridos durante las anteriores manifestaciones, con el agregado de que en esta última ocasión también fue detenida Yulia Navalnaya, la esposa de Alexei Navalny. Otro agravante denunciado por los participantes de las protestas fue la detención de varios organizadores en las puertas de sus casas, lo que directamente les impidió llegar a las concentraciones y formar parte de los reclamos.

Manifestantes exigieron la libertad de Alexei Navalny y repudiaron al gobierno de Vladimir Putin.

En el marco del operativo dispuesto por Vladimir Putin, durante el día de ayer las fuerzas policiales bloquearon con vallas los accesos a varios centros urbanos con el propósito de impedir el paso de los manifestantes y las estaciones del metro en Moscú fueron cerradas.

Sin embargo, pese a estas medidas y a las bajas temperaturas, los seguidores de Navalny tomaron las calles y se enfrentaron a la policía con pancartas y cánticos que rezaban consignas como “Libertad a los presos políticos”, “Rusia será libre” y “Putin a prisión”.

Fuente: Noticias Telemundo.

Las sucesivas manifestaciones en Rusia fueron convocadas por Alexei Navalny, quien permanecerá en prisión preventiva hasta el 15 de febrero. Sobre el opositor a Putin pesa la acusación de no haber cumplido con las condiciones de su libertad condicional cuando decidió viajar a Alemania para tratar un envenenamiento por el que responsabilizó al gobierno ruso.

Sin embargo, la exigencia de libertad del activista preso parecen ser -de manera más profunda- la expresión de un fuerte descontento de la población con la gestión de Vladimir Putin, el hombre que ha estado durante más años al frente de Rusia desde la desintegración de la Unión Soviética.

Otras Noticias