ESTADOS UNIDOS

Escándalo por la financiación millonaria que otorgó Estados Unidos a las iglesias evangelistas

Recibieron grandes cantidades de dinero en el marco de la pandemia.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 09:49

Una fuerte polémica se generó en Estados Unidos en torno a los subsidios otorgados por la administración del expresidente Donald Trump a organizaciones religiosas en el marco de la pandemia. El financiamiento económico fue otorgado en gran medida a iglesias evangelistas y telepredicadores como parte de un programa de auxilio destinado a pequeñas empresas.

Marcus Lamb, telepredicador y empresario multimillonario líder de Daystar Television Network.

Tal es el caso de la megaiglesia Daystar Television Network, cuya principal figura es Marcus Lamb, quien recibió 3.9 millones de dólares en concepto de auxilio financiero del gobierno, para mantener el salario de sus empleados. Pero tan sólo dos días después de recibir los fondos, la iglesia evangelista que lidera había adquirido un avión privado con capacidad para catorce pasajeros.

Ante el escándalo desatado, el líder religioso negó el uso de los fondos públicos para la compra y aseguró que el jet fue adquirido con recursos provenientes de inversiones. Además, Lamb decidió devolver la totalidad de la ayuda que le había sido otorgada por parte del gobierno. Sin embargo, este no es el único caso de un millonario evangelista beneficiado por los subsidios otorgados en el marco del apoyo financiero ante la crisis desatada por el coronavirus. 

Donald Trump en una reunión junto a pastores evangeslistas durante su gestión al frente de la Casa Blanca.

Como parte del programa Paycheck Protection Program (PPP) impulsado por el gobierno de Trump en 2020, se calcula que unas seiscientas empresas, entre las cuales habían decenas de iglesias evangelistas recibieron el monto máximo de ayuda permitido por el programa, que era de diez millones de dólares.

Cabe destacar que las cadenas de televisión y las grandes iglesias evangelistas están exentas del pago de impuestos por tratarse de organizaciones religiosas, lo que genera más indignación entre quienes denuncian la situación como un “fraude”.

Entre ellos se destaca Pete Evans, representante de la fundación sin fines de lucro Trinity Foundation, que investiga el manejo financiero de las organizaciones religiosas en Estados Unidos. El líder declaró que muchas de las iglesias evangelistas que fueron beneficiadas con dinero del programa de ayuda, ya poseían grandes reservas económicas y apuntó contra los millonarios religiosos que utilizan el dinero público.

Me preocupa que la gente pase hambre mientras se gastan millones de dólares en televangelistas que viajan en jets privados y viven en grandes mansiones.

Otras Noticias