DONALD TRUMP

Con un resultado anticipado, hoy comienza el segundo juicio político a Donald Trump

Está acusado de promover la insurrección durante la toma del Capitolio.
martes, 9 de febrero de 2021 · 10:19

Hoy comienza el segundo juicio político al expresidente de Estados Unidos Donald Trump, evento que se desarrollará en el Senado de ese país, cuyos miembros deberán determinar la responsabilidad del exmandatario en los hechos sucedidos durante la toma del Capitolio por parte de sus simpatizantes el pasado 6 de enero.

De esta manera, el Capitolio es al mismo tiempo lugar del delito y sala del juicio, que se estima que durará al menos una semana. Si bien, tal como plantean los miembros del Partido Demócrata, existen elementos probatorios de la instigación de Trump a las protestas, el juicio está prácticamente definido antes de su inicio.

Donald Trump será juzgado por promover el asalto al Capitolio.

Aquí cabe señalar que un impeachment solo puede tener dos consecuencias: separar a un presidente de su cargo e inhabilitarlo para el ejercicio de la función pública. El primer caso no aplica a Donald Trump, quien ya fue expulsado del poder en las últimas elecciones y para el segundo, no serían suficientes los votos de los senadores.

Sería necesario que dos tercios de los cien miembros del Senado votaran a favor de la condena, pero esto se presenta como improbable, ya que las bancas están repartidas en igual cantidad entre demócratas y republicanos, lo que implicaría que 17 miembros del partido de Trump apoyen el castigo, algo que no parece que pueda suceder.

El segundo juicio político contra Donald Trump fue impulsado por los senadores demócratas, encabezados por Nancy Pelosi.

¿Entonces? En los hechos concretos parece difícil que se lo condene. Sin embargo, el significado político que tendrá este segundo juicio político contra Trump parece ser la fuente de la que todos buscan beneficiarse. Especialmente los demócratas, quienes intentarán reforzar en la opinión pública e incluso en algunos republicanos “moderados”, el carácter antidemocrático del asalto al Capitolio apoyado y promovido por el propio expresidente durante las semanas anteriores al 6 de enero.

Fuente: EuroNews.

Sin embargo, también hay divisiones al interior de los demócratas. Un sector considera que continuar polarizando con el expresidente no colaborará más que ampliar la división del país en un momento en el que el presidente Joe Biden impulsa la unidad de la nación. Pero otro grupo intentará ir un poco más allá y hacer uso de la herramienta conocida como “voto de inhabilitación”.

Debido a que Donald Trump cuenta con dos juicios políticos, al final del proceso puede ser inhabilitado para el ejercicio de cargos públicos, siempre que el Senado así lo determine en una nueva sesión. La decisión en ese caso requiere de una mayoría simple y si se tiene en cuenta que el Partido Republicano posee 50 escaños y el Demócrata otros 50, el desempate corresponderá a la vicepresidenta Kamala Harris. Esa posibilidad de inhabilitación sí existe, pero para tener cauce necesitará que los demócratas se pongan de acuerdo.

Otras Noticias