BIRMANIA

Los militares imponen la Ley Marcial en Birmania y la ciudadanía los desafía con nuevas protestas

Se masifica el repudio al golpe de Estado.
martes, 9 de febrero de 2021 · 10:54

Como respuesta a la huelga general y las masivas protestas contra el golpe de Estado en Birmania (República de la Unión de Myanmar), la junta militar que tomó el poder el 1 de febrero decidió establecer durante la noche del lunes la vigencia de la Ley Marcial para evitar las manifestaciones de la población.

La medida rige en varias ciudades, entre ellas Rangún -capital política de Birmania y epicentro de las movilizaciones- y establece la prohibición de reuniones de más de cinco personas e impone el toque de queda nocturna, entre otras medidas restrictivas.

Frente a la política del ejército, el autodenominado “movimiento de desobediencia civil” convocó a nuevas protestas para la jornada de hoy, en un claro desafío a los decretos establecidos por el gobierno militar.

Desde las primeras horas de la mañana de hoy la policía controla puentes y carreteras que conducen al centro de Rangún, pero no han logrado amedrentar a los manifestantes que se convocarán en una nueva jornada de rechazo al gobierno militar. 

Según informó la agencia EFE, cientos de personas se concentraron alrededor de las zonas industriales para evitar los controles policiales establecidos en las carreteras y acceder a las calles céntricas, donde protestarán contra los militares y exigirán el retorno a un régimen democrático.

Fuente: El Tiempo.

Ayer por la noche el jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, se dirigió por primera vez a la nación y pidió a los ciudadanos de Birmania permanecer “unidos como país” y enfocarse “en los hechos y no en las emociones”, mientras intentaba justificar la asonada golpista aludiendo a un supuesto fraude electoral. 

Además, desde la junta militar amenazaron con tomar acciones contra los manifestantes, a quienes acusaron de dañar “la estabilidad del país, la seguridad y el Estado de derecho”. Una definición que suena al menos contradictoria en boca de quienes tomaron el poder por asalto, encarcelaron al presidente junto a otros líderes políticos y no respetaron la decisión popular expresada en las urnas.

Fuente: La Vanguardia.

Desde el sábado han crecido significativamente las manifestaciones en las calles de diferentes ciudades de Birmania, donde miles de personas muestran su descontento frente al golpe de Estado asestado por el Ejército, que ya gobernó el país con brutalidad desde 1962 hasta 2011.

Otras Noticias